El "core", esa palabra mágica

Está demostrado que entrenar el “core” corrige la postura, la posición de los hombros, cuello y pelvis, además el ritmo respiratorio también se optimiza y disminuye la fatiga. Un “core” fuerte hará una musculatura más eficiente, con lo que el gasto energético es menor y nuestros entrenamientos pueden ser algo más prolongados.
Además si fortaleces esta zona ayudarás a prevenir lesiones. ¿Quieres saber más sobre el “core”?

Leer más...

Inflamación y ácidos grasos

Ciertos constituyentes de las grasas, lejos de ser los únicos generadores de la obesidad, son indispensables para el organismo. De hecho, son imprescindibles para disfrutar de una salud óptima.
¿Quieres saber cuales son las grasas saludables y por qué?

Leer más...

Página 8 de 24